Loading...

;

Cinco consejos para aprovechar Linkedin si estás construyendo tu marca personal

5/11/19 | publicado por Ricardo J. Rivas Tusell

Esta semana en Media Coachers, junto con nuestros clientes, hemos hablado mucho de la importancia de la marca personal de sus ejecutivos y el impacto que tiene más allá de la persona que la gestiona.

Ya lo hemos hablado en artículos anteriores: cuidar aquello que se ve, piensa, siente y dice de ti genera recomendación que, muy probablemente, lleve a la venta de un servicio profesional.

Aunque no lo percibimos todo el tiempo, siempre nos estamos “vendiendo”. Nuestros públicos de interés, antes de comprarnos algo (producto, servicio, ideas, conceptos, sueños o visiones), nos “compran” a nosotros como personas.

Para Shelly Lazarus, quien fue CEO de Ogilvy and Mather, lo que realmente funciona es ser brutalmente auténticos. “Una de las cosas fabulosas que he disfrutado de mi carrera es colaborar con tantos líderes en diferentes industrias, y sin excepción, los exitosos se han sentido cómodos “en su propia piel”. La resiliencia, -la capacidad de aguantar cuando las cosas se vuelven complicadas-, es fundamental en una carrera, y si pasas cada hora del día fingiendo, estarás exhausto y no tendrás la energía necesaria para enfrentarla cotidianidad. Por otro lado, si te encuentras realmente entusiasmado con lo que haces, atraerás a otras personas”, aseguró Lazarus en una entrevista a Harvard Business Review.

En la web, tu marca personal debe construirse, principalmente, en Linkedin. La red social ofrece un ecosistema adecuado para contarle a otras personas aquello que realmente te entusiasma como profesional.

Volverte un referente sin importar las fronteras y ser reconocido por tu especialidad profesional debe ser el objetivo que te mueva a la acción en Linkedin. A continuación, algunos consejos prácticos para sacar el máximo provecho a esta red social.

Comienza a ofrecer contenido de valor

¿Te gustaría estar viendo un canal de televisión en donde solo transmiten anuncios y promociones, contando lo buena que es X o Y marca? Mi respuesta sería no. Las redes sociales, para ser atractivas, necesitan alimentarse de contenido oportuno y relevante.

Tu presencia en Linkedin debe centrarse en el valor profesional que puedes ofrecer y no en los títulos educativos que tienes. Olvídate de los GIFs o videos cómicos. No desafines. Para eso hay otras redes sociales con mejores herramientas de publicación.

En resumen, el contenido ideal en LinkedIn debe ser útil para el desarrollo profesional de los usuarios. Si logras inspirar y aconsejar serás relevante.

No asumas que todos tus contactos en Linkedin verán tu contenido

Ha quedado muy atrás aquella idea que, quienes nos siguen o están en la lista de contactos, verán siempre nuestras publicaciones.

El algoritmo de Linkedin se asegura que, cuando realizas una publicación, solo pocas personas de tus contactos han sido seleccionadas para verla en el feed de noticias. Esto funciona como una prueba puesto que la plataforma social quiere saber que tanto engagement puede tener tu post.
Por eso es necesario construir una audiencia útil que nos ayude a impulsar nuestras publicaciones. A continuación, algunas recomendaciones para lograrlo:

1. Mantén tu perfil detallado y actualizado. Si es público, mejor.
2. Participa en grupos de LinkedIn o crea uno propio. Piensa en un tema en el que te sientas muy seguro y adelante…
3. Promociona tu perfil en materiales de comunicación o web externas (páginas web propias, biografía en Twitter, tarjetas de negocio, newsletters, emails, etc).


¿Te gusta escribir? Hazlo en Linkedin


Los artículos de LinkedIn permiten a los usuarios publicar como autores individuales dentro de la red social. Para comenzar a crear este contenido, selecciona la opción “Escribe un artículo en Linkedin” en el feed de la página principal (abajo de “Comienza una publicación”).

La difusión de este contenido va más allá del feed de la página principal, puesto que se muestran en tu perfil, en los emails de los contactos de tu red (si están suscritos), en notificacione, entre otros.

Intenta evitar promover enlaces que saquen a los usuarios de Linkedin. Al igual que como ocurre en Facebook, el algoritmo te penalizará con menor alcance.

Interactúa ya

Si todavía no te sientes seguro de escribir en Linkedin, un buen primer paso es comenzar a interactuar con las publicaciones de otros usuarios que comparten tus mismas habilidades profesionales.

Se amable e interactúa. Comparte y comenta sus actualizaciones. Muchos lo agradecerán y harán lo mismo contigo cuando comiences a publicar. Este tipo de acciones hacen los perfiles más populares y fáciles de encontrar.

Busca y mantente cerca de tu audiencia

Como todo, el éxito de promover tu marca personal en Linkedin no viene de la noche a la mañana. Intenta conocer cuáles son los hábitos de tu audiencia: ¿qué comparten? ¿Qué les motiva a reaccionar? ¿a qué horas ingresan a esta red social? ¿qué les motiva a estar en Linkedin?

No necesitas tener millones de conexiones para tener gran impacto en Linkedin. A veces, solo se requiere un pequeño impulso de las personas adecuadas para ganar notoriedad.

Encuentra tu nicho, -tu especialidad-, y no te salgas de aquí cuando “hables”. Construye tu marca personal con paciencia y constancia, lo demás caerá por su propio peso. ¡Nos vemos en LinkedIn!


Top